Saltar al contenido principal

El Estado premia el talento y la excelencia de los bachilleres ecuatorianos

Quito (Pichincha).- “Ustedes son el portaestandarte de la emancipación social y la transformación del país”, dijo René Ramírez, Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, en el homenaje a los jóvenes que obtuvieron los mejores puntajes en el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES) en las últimas tres promociones (noviembre 2012, abril 2013 y septiembre 2013) y que integran el Grupo de Alto Rendimiento (GAR).

Estos bachilleres son los mejores puntuados entre más de 310 000, que han aspirado a ingresar a la educación superior, mediante el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA). Los estudiantes que conforman el GAR tienen la posibilidad de estudiar fuera del país con un financiamiento completo por parte del Estado ecuatoriano.

Durante el acto, realizado ayer en el Centro de Convenciones Quitumbe (Quito), los estudiantes conocieron las historias de vida de los jóvenes que forman parte del GAR, quienes ya están estudiando en universidades de excelencia en diferentes lugares del mundo. También presenciaron la video llamada en vivo con uno de los miembros del GAR, quién realiza sus estudios en Londres. Así, esta nueva generación pudo conocer cómo es la experiencia de estudiar fuera del país.

Ramírez enfatizó que los estudiantes que integran el GAR son el símbolo de que la dinámica histórica de autolimitación puede cambiar. Los miembros del GAR asisten a un curso de Nivelación Especial de 1500 horas, en el que refuerzan conocimientos que les permiten ingresar a las mejores universidades del mundo. Además, reciben la mitad de un salario básico para que puedan dedicarse únicamente a estudiar.

El Gobierno invierte un promedio de USD 250 000 en la educación de cada estudiante, “es como ganarse la lotería, con la diferencia de que no es una cuestión de suerte sino de talento”, precisó Ramírez. En el proceso de nivelación los docentes tienen estudios de doctorado y maestría, añadió.

Según Ramírez, el intangible más importante son las capacidades y el talento humano. Tenemos que pasar de un país primario exportador a un país de recursos infinitos; ideas, talento, conocimiento.

La sociedad ecuatoriana premia la excelencia y no es contemplativa con la mediocridad, agregó y señaló que la revolución ciudadana busca deselitizar el acceso a la educación superior.

Anteriormente, la universidad era solo para las élites. De cada 20 estudiantes 7 pertenecían a las elites económicas. Con la política pública actual, en el sector educativo, se ha duplicado la matrícula del 20% más pobre de la población, de los grupos indígenas y afro ecuatorianos.

“Ustedes son el eslabón que permite la construcción de redes mundiales de conocimiento que posibilitarán la inserción del Ecuador en el sistema mundial”, señaló René Ramírez.