Saltar al contenido principal

“El desafío de los próximos cuatro años es hacer cosas buenas y mejores”

Quito (Pichincha) .- La renovación del Gabinete no solo busca una oxigenación en el equipo Presidencial, sino es escoger a los mejores hombres para conseguir un país moderno y productivo. Los nuevos Ministros serán los encargados de transformar la matriz productiva, de potenciar el talento humano de los ecuatorianos y de hacer un cambio cultural profundo.

Eso quedó demostrado en el discurso del Presidente Rafael Correa, en la ceremonia de posesión de los nueve flamantes Ministros. “Estamos muy lejos de ese Ecuador del pasado, de ese país desesperanzado;  pero estamos muy lejos del Ecuador que soñamos”, sostuvo el Mandatario, durante la ceremonia.

Por eso, algunas de sus palabras fueron para agradecer a los colaboradores salientes que pusieron toda su fortaleza para dejar atrás un país lleno de desigualdades, donde las presiones de unos pocos superaban las necesidades de muchos. Así, el Jefe de Estado destacó a los ex ministros Verónica Sion (del Ministerio de Industrias); Wilson Pastor (del Ministerio de Recursos No Renovables); Gloria Vidal (del Ministerio de Educación) y otros funcionarios de esta primera etapa de transformación del país.
El Mandatario, también, tuvo palabras para comprometer a los Ministros, a que asumen sus nuevas responsabilidades, para conseguir los grandes objetivos nacionales. Este equipo está especializado en política económica, producción y de la explotación de recursos naturales. Por ejemplo, Patricio Rivera fue posesionado como el nuevo Ministro Coordinador de la Política Económica;  Richard Espinosa, como Ministro Coordinador de la Producción;  Fausto Herrera, como el nuevo Ministro de Finanzas, y   Pedro Merizalde, como ministro de Recursos Naturales no Renovables.

Otros con perfil social, Guillaume Long, quien lideró el control de las universidades ahora es Ministro Coordinador de Talento Humano; Augusto Espinosa como Ministro de Educación; Ramiro González (ex presidente del Directorio del IESS) como Ministro de Industrias y Productividad; y, Francisco Velasco (ex asambleísta de Alianza PAIS) como Ministro de Cultura. Además, de Cecilia Vaca, como Ministra Coordinadora de Desarrollo Social.

“Justamente, porque no tenemos miedo al cambio, estamos cambiando la historia. Necesitamos ir de una sociedad que basa su economía en la explotación de recursos limitados no renovables, a una sociedad propulsora de recursos ilimitados, ir a la sociedad de la creatividad y del conocimiento”, sostuvo el Mandatario.
Para concretar esa renovación, el Jefe de Estado recalcó que es importante una transformación nacional. Recordó que ha llamado al diálogo para conseguir los cambios urgentes que requiere la nación, pero este diálogo no significa declinar en las ideas que mantiene el Gobierno de la Revolución Ciudadana, ni aceptar presiones de grupos fácticos.

En este proceso de cambio es necesario que los ecuatorianos repudien la mentira y el doble discurso. El Presidente Correa fue enfático y recordó que vivimos en una democracia y que el pueblo apoyó este cambio mayoritariamente en las urnas. Por ejemplo, los ecuatorianos decidieron que los recursos no renovables sean explotados técnicamente y que sus ingresos sirvan para potenciar la transformación económica, educativa y cultural del país.  Por eso, pidió a los grupos de poder políticos y mediáticos que terminen con su campaña que busca enfrentar a los ecuatorianos  y que trata de desestabilizar al Régimen.

Sostuvo que estos serán los últimos cuatro años de su Presidencia, pero que está convencido que serán los primeros 10 años del Gobierno de la Revolución Ciudadana. Añadió que la historia sabrá recordar el trabajo de los hombres y mujeres que apostaron por esta renovación. Y finalmente, dijo que hoy todos los ecuatorianos recuerdan a Eloy Alfaro  y nadie se acuerda de quienes le llamaron tirano, dictador, déspota y fraguaron su muerte. CIT / El Ciudadano