Saltar al contenido principal

El derecho al trabajo del comercio informal será respetado por orden constitucional

Guayaquil (Guayas).- “Este es el Gobierno del pueblo. La Gobernación es la casa de los más pobres. Quiero decirles de corazón que los comerciantes minoristas tienen todo el apoyo y respaldo. A algunos se los llama informales, lo que no significa ilegales, significa que aún por diferentes restricciones no han podido cumplir con toda la normativa para el trabajo”.

Con esas sentidas palabras, en el edificio de la Gobernación del Guayas, el Presidente de la República, Rafael Correa, rindió un sentido homenaje a los comerciantes minoristas del país, por su esfuerzo diario para llevar el pan a su hogar y por la dinámica que genera su trabajo en la economía real.

“Quiero decirles que algo conozco de esto. Hice una licenciatura sobre el sector informal de Guayaquil, como alternativa para la generación de empleo, y sirvió para verificar lo que ya sabíamos: cuánto empleo generan ustedes, (convirtiéndose)  en la solución y no parte del problema como cree la oligarquía. Ellos creen que la pobreza se soluciona ocultándola, pintándola para volverla parte del folclore y del paisaje. Cree que el comercio informal se lo va a solucionar con la represión”, enfatizó el Jefe de Estado.

Además señaló que la visión humanista del actual Gobierno Nacional mira a los comerciantes informales como los verdaderos empresarios de la Patria: “Ustedes se las juegan día a día:  sí arriesgan y tratan de llenar la olla familiar todos los días. Nosotros vamos a hacer respetar el derecho al trabajo consagrado en la Constitución, así que tengan todo nuestro respaldo”.

Sin embargo, el Primer Mandatario hizo un llamado a evitar la anarquía. “Nuestro apoyo no significa desorden, hacer lo que se quiera. Pero sí significa reconocer ese derecho al trabajo, reconocer que son empresarios, y, en consecuencia, reconocer la obligación del Estado en darles todo el apoyo para que puedan ejercer sus actividades de adecuada manera”, acotó.

La ovación al Presidente Correa por su respaldo no se hizo esperar. Gloria Saltos, micro empresaria porteña, agradeció al Gobierno por eliminar el estigma en contra de los informales, e instó a sus compañeros a continuar trabajando con honor y sin desmayar ante las adversidades.

José Narváez Bravo, vendedor de relojes y bolígrafos, dijo que Rafael Correa es el único Presidente que se ha acordado de los comerciantes informales. “Si nosotros nos ponemos a revisar la historia,  veremos que hemos sido los compañeros más abandonados, pero Dios nos ha mandado un Mandatario que se ha preocupado por nosotros”.

Un espacio musical dirigido por el cantante Guillo Mosquera guió la reunión vespertina entre el Presidente y los comerciantes informales, quienes salieron satisfechos de la Gobernación del Guayas por el espaldarazo gubernamental. DEO/El Ciudadano