Saltar al contenido principal

El bono es una palanca para fortalecer capacidades y oportunidades

Quito (Pichincha).- La ministra de Inclusión Económica y Social, Doris Soliz, manifestó que uno de los elementos preponderantes de este proceso de cambio que vive Ecuador ha sido el trabajo a favor de los sectores sociales.

“Estos seis años son la suma de revoluciones muy importante que están transformando el país y devolviéndonos la Patria; construyendo y acabando con las brechas de injusticia e inequidad”, recalcó la Secretaria de Estado.

En cuanto al Bono de Desarrollo Humano (BDH) que actualmente es de $50, y que llega a 1 millón 905 personas, señaló que este concepto es distinto al aplicado por regímenes neoliberales, como el del ex mandatario Jamil Mahuad -que lo concebía como una medida asistencialista- “ahora la pobreza se combate creando oportunidades y generando capacidades en esos hogares”.

Destacó que el BDH va acompañado de una política de corresponsabilidad. Es decir que la madre de familia que recibe el bono debe inscribir en una escuela o colegio público a sus hijos mayores de cinco años. “Ya no hay pretexto para que los hogares no envíen a sus hijos a la escuela”.

Aclaró que el bono no es una dádiva sino una palanca para fortalecer capacidades y oportunidades para quienes están en condiciones de pobreza o sufren alguna vulnerabilidad.

La ministra además precisó que los 580 00 adultos mayores que no cuentan con seguridad social y 120 mil personas con discapacidad reciben una protección social en términos de su vulnerabilidad de $ 50.

En cuanto a la actualización de datos, la Ministra Soliz, manifestó que aquellos hogares que se verifique que no están enviando a los niños a la escuela y los tengan trabajando, van perder el bono. El proceso de actualización es hasta el 31 de enero de 2013.

Asimismo, resaltó el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que destaca que Ecuador es el segundo país en América Latina que más ha reducido la pobreza en los últimos seis años. “Se ha bajado de 16.9 % a 9 % la pobreza extrema. Y en cuanto a la pobreza en general, del 37 % al 24 %. Esto es reconocido a nivel internacional porque es una reducción de la pobreza construyendo condiciones de equidad”, precisó Soliz. JV/El Ciudadano.