Saltar al contenido principal

Ecuatorianos residentes en Costa Rica ven con optimismo el progreso del país

San José (Costa Rica).- Por las calles de San José, en Costa Rica, encontramos una lubricadora con un nombre conocido. Nada más y nada menos que el nombre de la ciudad de las flores y de las frutas en Ecuador, Ambato.

Su propietario, Don Vinicio Quispe de 40 años de edad, montó este negocio de reparación y mantenimiento de vehículos hace 18 años.

Él junto a su esposa Geoconda Montero, de 39 años, oriunda de Guayaquil, coinciden en que el Ecuador ha tenido un gran cambio no solo en el mejoramiento de carreteras, sino también en cuanto a los ámbitos de salud, educación y seguridad.

Don Marcelo Montero, también es otro ecuatoriano que observa de lejos el progreso de nuestro país. Él salió del Ecuador hace 43 años y gracias a su trabajo y esfuerzo ha tenido mucho éxito en su negocio dedicado al ahorro energético.

“Quiero mucho al Ecuador, lo visito 3 veces al año y he visto un cambio total, un giro de 180 grados. Ecuador para mi es otro país” asegura Don Marcelo Montero.

Al tratarse de una colonia pequeña, los ecuatorianos residentes en Costa Rica mantienen contacto a través de los eventos organizados por la embajada del Ecuador. Por ejemplo, durante el año 2013 se realizaron 14 eventos con juegos, exposiciones de arte y comida ecuatoriana.

Según cifras, cada año aproximadamente 1300 compatriotas visitan Costa Rica por turismo. 900 ecuatorianos residen permanentemente en este país, y entre ellos alrededor de 25 familias provienen de Otavalo, provincia de Imbabura. VI/El Ciudadano