Saltar al contenido principal

Ecuador y varios pueblos del mundo rechazan la impunidad en el día Antichevron

Quito (Pichincha).- Ecuador es uno de los países protagonistas alrededor del mundo de las protestas contra el daño ambiental que ocasionó la petrolera Texaco (hoy Chevron) que ha afectado a vastas zonas en diversos lugares del orbe. Varios países, organizaciones y comités de apoyo refuerzan esta protesta a favor de la remediación y la verdad.

 

Por esto, este día denominado Antichevron, 21 de mayo, es de singular importancia, pues marca una oportunidad no solo de los ciudadanos, sino además de diversas organizaciones civiles de recuperar en la memoria de la ciudadanía los problemas de contaminación y corrupción que ha causado la petrolera.Esto manifestó el canciller Ricardo Patiño, durante un conversatorio con medios de comunicación llevado a cabo en la capital ecuatoriana. Chevron-Texaco fue condenada por la justicia a pagar cerca de 19.000 millones de dólares en concepto de indemnización por los daños ambientales causados entre 1964 y 1990, cuando operó en la Amazonía la compañía Texaco, adquirida después por Chevron.En 2013, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador confirmó la condena, pero redujo a 9.500 millones de dólares la indemnización.La red de solidaridad se fue formando tras la gira por Europa, entre enero y marzo, que hizo uno de los abogados de los afectados, Pablo Fajardo.

A esto se sumó la iniciativa de asociaciones de afectados por la petrolera en Ecuador, Argentina, Nigeria, Rumania y Estados Unidos, quienes se convocaron actividades de protesta en todo el mundo contra Chevron.

La actividad petrolera de esta compañía ha afectado zonas en otros países del mundo en Alaska, Canadá, Estados Unidos, Venezuela, Perú, Colombia, Brasil, Argentina, Nigeria, varios países de Europa como Polonia, Tailandia, Indonesia, Filipinas, Australia, entre otros.

Solo en Estados Unidos, la transnacional deberá pagar 875 mil dólares por dos derrames de petróleo ocasionados en 2010 y en 2013, en Salt Lake, en el estado de Utah. Mientras en Brasil, Chevron tiene una deuda de 41,6 millones de dólares por un derrame ocurrido en el año 2011.

En Rumania, se tuvo que suspender sus perforaciones de exploración de gas, en vista de las protestas sociales en contra de la aplicación de la cuestionada técnica, que multiplica riesgos de contaminación.

El canciller además comentó las presuntas vinculaciones del juez Lewis Kaplan con la petrolera. Este magistrado falló en contra de los demandantes ecuatorianos, beneficiando a la transnacional.

Varios documentos revelarían que mediante JP Morgan, la importante financiera, Kaplan posee participación en la petrolera, lo cual no fue develado durante el juicio de primera instancia, según denunció la Unión de Afectados por la petrolera.

“En caso de haberse conocido antes, los demandados con toda razón, acogiéndose a las leyes norteamericanas, pudieron haber recusado al juez, pero esa información no fue dada”, informó el canciller, quien espera que en las apelaciones siguientes esa información salga al proceso judicial.

El daño ambiental que dejó la compañía ha sido constatado por decenas de personalidades periodística, políticas y musicales internacionales, entre los que se cuentan los actores Danny Glover y Mia Farrow, el cantautor Luis Eduardo Aute, la ambientalista Alexandra Cousteau, nieta del famoso oceanógrafo Jacques Cousteau, y hace pocas semanas, el duo puertoriqueño, Calle 13. /SD El Ciudadano