Saltar al contenido principal

Ecuador insta al mundo a construir una verdadera cultura de paz y nuevas formas de convivencia

Quito (Pichincha).- El Ecuador, desde su Constitución Política, se define como un territorio de paz y, como parte de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), se ha propuesto la construcción de una región de paz, que promueva la resolución pacífica de los conflictos.

En ese contexto, la ministra de Defensa Nacional, María Fernanda Espinosa, explicó los avances del Gobierno ecuatoriano en este tema durante del debate abierto sobre “La mujer, la paz y la seguridad: la violencia sexual en conflictos”, realizado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el 24 de junio último en Nueva York.

El  Ministerio de Defensa Nacional incorporó el concepto de la defensa como bien público y en este marco se incluye el enfoque de género en la Agenda Política de la Defensa, por lo que en marzo de este año se publicó la “Política de Género de las Fuerzas Armadas del Ecuador”, la cual brinda el criterio político-estratégico para la  participación de las mujeres en los espacios castrenses, en igualdad de derechos y oportunidades.

Paralelamente el Ecuador cuenta con un Plan Nacional de Erradicación de la Violencia de Género, que se constituyó como política pública en 2007.

En el Ecuador, la Constitución reconoce el derecho de las personas a vivir libre de toda forma de violencia; asimismo, determina que las Fuerzas Armadas son una institución de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos; es por ello que, a partir del año 2008, los juzgados y la Corte de Justicia Militar dejaron de existir, lo que refleja la voluntad del Estado de contar con jueces imparciales de la justicia ordinaria y evitar así la impunidad.

Durante la cita internacional, la ministra Espinosa reiteró el compromiso de Ecuador con los tratados internacionales como la “Convención Internacional sobre Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer” y la “Convención del Niño” e hizo un llamado a los Estados a trabajar en función de los marcos internacionales establecidos, como el Estatuto de Roma.

En ese escenario se reafirmó el compromiso con dichas convenciones, de las cuales el Ecuador es signatario, instando a los Estados que aún no se han adherido, para trabajar en función de los marcos internacionales establecidos.

Adicionalmente,  el Ecuador hizo un llamado a los Estados a  evitar las guerras, la  agresión y el uso de la fuerza, respetando la soberanía y la auto-determinación de los pueblos. Asimismo cuestionó que los países que están en crisis vean al negocio de las armas como  una forma de fortalecer su economía. Además el Ecuador insiste en el combate a la impunidad para erradicar la violencia sexual durante los conflictos.

El Foro sobre Violencia Sexual en Conflictos contó con la participación del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la Embajadora Especial para Refugiados, Angelina Jolie, entre otras personalidades.