Saltar al contenido principal

Ecuador es el país que más invierte en Educación Superior en la región

Machachi (Pichincha).- Ecuador es el país de América del Sur que más recursos públicos destina a Educación Superior. En el Gobierno de la Revolución Ciudadana se ha invertido $ 7.348 millones de dólares.

Esto quiere decir que el país asigna a las universidades el  1.8 % de su Producto Interno Bruto (PIB) en comparación a los países más ricos del planeta quienes destinan el 1.67% del PIB.

Sin embargo, el presupuesto que se entrega a este sector pone en evidencia el excesivo gasto administrativo de las universidades. Así lo refirió el Presidente Rafael Correa en el Enlace Ciudadano 334.

“Nuestras universidades más que centros académicos son centros burocráticos,  mientas que,  a nivel mundial el problema de gasto administrativo en las universidades es el 25%, en nuestras universidades el gasto administrativo es del 54% del total de presupuesto”, señaló el Primer Mandatario. El problema dijo es que las universidades en vez de ser centros académicos son centros burocráticos.

 

Explicó que si se bajara el gasto administrativo del 54 por ciento al 25 por ciento se ahorraría 286 millones de dólares para equipos laboratorios y  pago de sueldos y salarios.

Es por eso que se propone una forma de asignación mucho más eficiente de los recursos económicos.

René Ramírez, secretario Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) dijo que se darán más recursos a las universidades que tengan mayor calidad y excelencia. Además se pone un plazo de dos años para que las universidades bajen al 35 por ciento en gasto administrativo

“Las universidades que tiene categoría A,  recibirán un dinero extra y principalmente para temas de investigación”, precisó Ramírez.

La Ley estipula que el presupuesto del 2013 para las universidades será de $1.065 millones de dólares, sin embargo, el Gobierno entregará  1.656 millones de dólares, es decir casi 600 millones de dólares más.

El Presidente Correa convocó a las universidades a  hacer una reingeniería en las universidades para gastar mucho menos en burocracia y mucho más en lo académico. JV/El Ciudadano