Imprimir Enviar

Ecorae: “La Amazonía respalda la explotación responsable del Yasuní ITT”

Quito (Pichincha).- Eduardo Calvas, Secretario Ejecutivo del Ecorae, señaló que en la Amazonía ecuatoriana existe una amplia expectativa por la explotación responsable del Yasuní ITT, ya que el objetivo de la región es erradicar la pobreza entre las poblaciones y comunidades aledañas a los proyectos mineros e hidrocarburíferos.

En entrevista para El Ciudadano, el Secretario Ejecutivo del Instituto Para el Ecodesarrollo Amazónico (Ecorae) explicó que existe conciencia ciudadana del cambio de paradigma que vive el país, en cuanto a la redistribución de la riqueza natural. “Las ganancias extraordinarias de los recursos naturales no renovables ya no se reparten en los polos económicos centralizados o entre las oligarquías. Ahora sirven para establecer proyectos de desarrollo local sustentables”, dijo.

Eduardo Calvas agregó que Ecorae establecerá espacios de diálogo integrales con todos los amazónicos para solventar cualquier inquietud que pudiera generarse sobre la explotación del 1% del Yasuní ITT, en los campos Tambococha, Ishpingo y Tiputini. “La comunidad amazónica confía en el Presidente Rafael Correa, sin embargo, se socializará el proyecto del Gobierno Nacional para evitar que la prensa mercantilista intente distorsionar la realidad sobre el tema”, expresó.

El titular del Ecorae aseguró que los trabajos en el Yasuní se realizarán con los procedimientos tecnológicos de última generación, con la finalidad de que el impacto ambiental sea el mínimo, “a diferencia de lo que hizo Texaco-Chevron (1972-1990), empresa que dejó pasivos ambientales que son fácilmente palpables en la Amazonía.

Finalmente, Eduardo Calvas se refirió a los proyectos que lleva a cabo el Ecorae para conseguir el Sumak Kawsay en la Amazonía.

Así, definió los resultados del Plan Integral de Circunscripción Integral, una iniciativa de la Asamblea Constituyente de Montecristi; y, habló sobre la Agenda de Transformación Productiva Amazónica, proyecto que busca reducir la frontera agrícola en la región y, en el espacio de producción, ejecutar proyectos que entreguen bienes con valor agregado en la región. DEO/El Ciudadano