Saltar al contenido principal

Diversificar la matriz productiva es el reto de Ecuador

Santiago (Chile).- El jefe de Estado Rafael Correa ratificó que el momento actual del Ecuador debe basarse en el cambio de la matriz productiva como prioridad.

Así lo dijo en una entrevista que transmitió Radio de la Universidad Santiago de Chile, conjuntamente con el Colegio de Periodistas y Semanario El Siglo, donde aseguró que tras etapas donde el antecedente ha sido el pago de la deuda social y la transformación de la estructura y prioridades, ahora la exigencia es una base adecuada material.

Esto supone que dicho cambio merece por ejemplo sustituir importaciones, fomentar exportaciones, mejorar valor agregado y mejorar la producción nacional, para a su vez sostener lo logrado en materia social.

Acerca de una supuesta pugna entre entes regionales, el Mandatario analizó que los mismos no deben competir entre sí.

Añadió que en Ecuador la prioridad es la inversión pública y sobreponer al ser humano sobre el capital. “Eso nos ha dado excelentes resultados, tenemos el coeficiente de inversión pública PIB más alto de América Latina”, expresó.

En este sentido, aclaró que la prioridad también es la educación, pues sin este aspecto de la sociedad, sencillamente no hay Revolución Ciudadana, y este es el punto de partida hacia la consecución de otros fines como la democracia, el talento humano.

De igual forma, ratificó que el poder de los medios de comunicación debe ser controlado o regulado mediante la sociedad, pues se trata de un inmenso poder que puede construir o destruir sociedades. “En Ecuador está garantizada la libertad de expresión, está prohibida la censura previa”, acotó, aclarando que la Ley de Comunicación que rige en el país no es un marco legal de medios de comunicación que abarca otros muchos aspectos.

Sobre el socialismo del siglo XXI, el jefe de Estado puntualizó que la tendencia no puede olvidar ni dejar de tomar en cuenta al mercado. Sin embargo, la sociedad debe ser la que regule el mercado y el ser humano sobre el capital. “Así que bienvenida la inversión extranjera ética”, finalizó. /SD El Ciudadano