Saltar al contenido principal

Cumbre de la OEA arrojó sendos resultados para fortalecer Sistema Interamericano de DD.HH.

Un foro internacional en México, la solicitud de la universalización del Pacto de San José y la creación del grupo de análisis que buscará cambiar la sede de la CIDH son los acuerdos alcanzados. 

La Antigua (Guatemala).- Luego de tres días de intenso trabajo diplomático, los Estados partes del ALBA y del Pacto de San José alcanzaron sendos acuerdos multilaterales para continuar con el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Así se honró la resolución de cancilleres en Washington (en marzo de este año), y a las reuniones de Guayaquil y Cochabamba, donde se concertaron varias reformas a la CIDH.

Aunque el tema central de la 43° Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), realizada en La Antigua (Guatemala), fue la lucha contra el problema de las drogas en el mundo, los países suscriptores del Pacto de San José no relegaron a segundo plano al tema de las reformas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. De hecho, entre el 4 y el 6 junio, se realizaron conversaciones para cambiar al Sistema.

Ya en el acto de inauguración de la cumbre continental, el Presidente de Guatemala, Otto Fernando Pérez Molina, instó 10 de los 34 países de la OEA a ratificar la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH) por el bien de la institucionalidad en América.

Luego fue el turno para los cancilleres del ALBA y de varios países del Pacto de San José, quienes mantuvieron importantes reuniones de trabajo los últimos dos días de la cumbre, a la par del desarrollo diplomático de la Asamblea General de la OEA.

¿Los resultados? Primero, la constitución de un grupo especial de trabajo entre Uruguay, México, Guatemala y Haití, estados que iniciarán visitas a los países que no han firmado el Pacto de San José, para buscar la universalidad del Sistema Interamericano y la ratificación de la CADH.

El “buen” augurio lo puso James L. Cavallaro, flamante comisionado a la CIDH por Estados Unidos. Él, antes los medios de comunicación guatemaltecos, dijo que solicitará a la Casa Blanca la ratificación de los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.

Segundo. Se acordó la creación de un grupo tripartito entre Ecuador, México y Uruguay, que estará encargado del análisis y resolución sobre la nueva sede de la CIDH. Según el Canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, se busca un domicilio que esté acorde a las necesidades de los todos los países de América. En la actualidad, la Comisión se encuentra en Washington, EE.UU., donde paradójicamente no se ha ratificado la CADH y existen impedimentos de ingresos por visado.

El Canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, ha hecho público su interés por acoger a la CIDH a mediano plazo. De darse este objetivo, la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos tendrán un mismo país sede, y de habla hispana.

Tercero. México liderará un foro internacional sobre la promoción de los derechos humanos en el continente americano y sobre la importancia de alcanzar la universalidad del Sistema Interamericano. El evento se llevará a cabo en octubre de 2013, y contará con la presencia de los 34 Estados Parte de la OEA y otros invitados supranacionales.

Denis Moncada Colindres, Vicecanciller de Nicaragua, sostuvo que el debate sobre las reformas a la CIDH llegó para quedarse. De hecho, aplaudió la iniciativa ecuatoriana de ubicar en la opinión pública el tema del fortalecimiento del Sistema, con lo cual se evitan tergiversaciones y parcializaciones en informes de “unidades” de la CIDH que, según los cancilleres del ALBA, han terminado siendo atentatorias contra los pueblos de América. DEO/El Ciudadano