Saltar al contenido principal

Comitiva ecuatoriana conoce emprendimiento brasileño a favor de los pobres

Brasilia (Brasil).- Junto con las ministras Carina Vance, de Salud,  y Betty Tola, de Inclusión Económica y Social, el Presidente Rafael Correa recorrió el interesante proyecto La fábrica social. Es un plan coordinado por el Gobierno brasileño del Distrito Federal, que capacita y da empleo a personas en situación de pobreza.

En el  interior,  el Mandatario recorrió  los talleres de serigrafía, costura y confección de elementos deportivos como balones de fútbol y uniformes. Lo hizo  junto con el  gobernador Agnelo Queiroz y la ministra de Desarrollo Social de Brasil, Teresa Campello. Aquí laboran cerca de 2 mil personas.

Brasil es uno de los países con mayor éxito en temas de reducción de pobreza e inequidad en los últimos años. Por ello,  es de interés del Gobierno ecuatoriano conocer la experiencia brasileña sobre estos temas a fin de analizar estrategias que permitan a Ecuador avanzar en este propósito.

“Brasil tiene grandes éxitos y avances en lo social (…),  este proyecto es parte de empresas donde la mano de obra proviene de personas del programa Bolsa Familia, que estaban en condiciones de pobreza”, señaló.

En otros temas, una vez concluido el recorrido por los terrenos donde funcionará la nueva Embajada del Ecuador en Brasilia, el Mandatario aseguró que Ecuador llegó a un acuerdo positivo con la Unión Europea.

Sobre la negociación, que  concluyó  hace pocas horas, el Mandatario informó que se establecieron líneas rojas que no fueron traspasadas en el proceso. “Creo que hemos llegado a un acuerdo bastante bueno”, dijo.

Con esta negociación, Ecuador evitó que se suspendan las preferencias arancelarias a finales de año, con el antecedente que Europa es el principal mercado no petrolero del país. “Se arriesgaba centenas de millones de dólares, puestos de trabajo, lo que nos presionó a negociar el acuerdo”, aseguró el Presidente Correa.

Anunció,  además,  que uno de los temas que trató la noche de ayer con su homólogo chino, Xi Jinping, fue acerca del proceso de financiamiento, dado que las principales instituciones de ese país han sufrido cambios, lo que ha demorado dichos procesos crediticios. /SD El Ciudadano