Saltar al contenido principal

“Aspiramos a que las relaciones políticas con EE.UU. mejoren”

Nueva York (EE.UU.).- El Presidente Rafael Correa aseguró que Estados Unidos sigue siendo un importante socio comercial de Ecuador, y dijo  que aspira  a mejorar las relaciones políticas con Estados Unidos y, sobre todo, que sean de respeto mutuo.

“En nuestro Gobierno, el mercado norteamericano se ha incrementado”, dijo al desmentir desinformaciones que sostenían que Ecuador ha desestimado el mercado estadounidense.

En un conversatorio con medios de Ecuador y Nueva York, desde Manhattan, Correa afirmó que Ecuador ha diversificado sus mercados y recordó que hace algunos años el 60% de las exportaciones ecuatorianas se concentraba en Estados Unidos, lo cual es muy riesgoso en términos comerciales; ahora está en alrededor del 30%, tendencia que empezó antes de nuestro Gobierno.

“Lo que hemos hecho es no descuidar ningún mercado, sino buscar nuevos mercados y se ha incrementado el volumen de intercambio”, dijo al  sostener que el Gobierno ha abierto mercados en Asia, Rusia, Latinoamérica.

El jefe de Estado negó ser antinorteamericano. “Esa afirmación no tiene sentido, porque viví cuatro años en este país al que quiero mucho y tengo dos diplomas de universidades norteamericanas”.

“Lo que siempre vamos a estar es anti doble moral, antipolíticas que consideramos afecten nuestra soberanía y las vamos a denunciar cuantas veces sean necesarias”, apostilló durante el conversatorio.

El gobernante también rechazó la carta remitida por ocho senadores estadounidenses, donde critican la sentencia en contra del legislador Cléver Jiménez, su asesor Fernando Villavicencio y el médico Carlos Figueroa,  y calificó como una intromisión extremadamente grosera en asuntos internos y la soberanía del país.

“Se imaginan que nuestros congresistas firmen una carta pidiéndole a Obama (Barack) que cumpla la democracia”, comentó al sostener que ello sería una falta de respeto para los Estados Unidos. Y esas cosas, esa doble moral, son las que rechazamos.

Para Correa,  uno de los problemas que tiene Estados Unidos, pese a ser el país más poderoso de la historia de la humanidad, es afirmar que Ecuador rompe los derechos humanos porque en el país sigue siendo penalizada la calumnia, mientras en EE.UU., por ejemplo, es penalizado no alimentar al perro. “Creo que más grave es robarle el honor, la reputación a una persona que olvidarse de darle de comer al perro. Por ello, tenemos que respetarnos mutuamente”, comentó.

El jefe de Estado explicó que es contra este doble rasero que se opone  y combatirá, no en contra de  ningún país en particular. MNC/El Ciudadano