Saltar al contenido principal

Abuela de la Plaza de Mayo y su nieto fueron recibidos por el Presidente Correa en Carondelet

Quito (Pichincha).- La activista de los derechos humanos y presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, visitó al Presidente Rafael Correa junto con su nieto Ignacio, en el Palacio de Carondelet.

Después de 36 años, las esperanzas acumuladas de Estela de Carlotto desembocaron en –quizás- la noticia más feliz e importante de su vida. Recuperó hace algo más de un mes a su nieto, quien nació en cautiverio mientras su madre, Laura, estaba secuestrada por fuerzas militares argentinas en 1978. El nombre escogido para Ignacio por su madre Laura fue Guido, como su abuelo.

El Mandatario ecuatoriano mostró su alegría al ver a la famosa y luchadora abuela junto con su nieto. “No saben la emoción que nos da a todos nosotros ver sus avances y sus ejemplos”, dijo, destacando el sufrimiento que debió soportar el Cono Sur durante los años setenta.

Estela, tras obsequiar al jefe de Estado una camiseta elaborada en honor a Ignacio, un pañuelo simbólico de Abuelas y un libro que recoge la historia de su hija y su nieto, expresó que la institución seguirá adelante buscando a los nietos que aún no aparecen y seguramente forman parte de familias adoptivas que muchas veces trabajaron en complicidad con los represores militares.”Seguimos adelante porque hay mucho amor y el amor vence”, dijo.

Sobre este tema, Estela explicó que en agosto de este año, tras el hallazgo de su nieto, la reacción general de la opinión pública fue positiva no solo en su país, sino en varios lugares del mundo.

Tiene catorce nietos, y desde hace casi cuatro décadas persigue con su organización el rastro de los hijos de los detenidos-desaparecidos secuestrados por la dictadura argentina que gobernó el país desde 1976 hasta 1983.

Próxima a cumplir 84 años, la histórica dirigente de los derechos humanos es uno de los símbolos de lucha y perseverancia más importantes de la actualidad.

En la emotiva cita, el Presidente Rafael Correa estuvo acompañado por el canciller de la República, Ricardo Patiño, y la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga. /SD El Ciudadano