Saltar al contenido principal

24 Unidades de Policía para Manabí

Quito (Pichincha).- Once millones de dólares se usaron para levantar 24 Unidades de Policía Comunitaria en la provincia de Manabí. La edificación de estas sedes policiales es una estrategia del Gobierno para frenar los delitos desde los barrios y con el apoyo de la comunidad.

El Ministerio del Interior informó que las modernas instalaciones funcionan en “sectores que durante años fueron olvidados y postergados por siempre, pero que hoy son una prioridad para el Gobierno Nacional, en procura de brindar seguridad y una sana convivencia a cada rincón del país”.

El ministro, José Serrano, durante las ceremonias de inauguración de las UPC sostuvo que el esfuerzo del Gobierno “busca reinstitucionalizar a la Policía, recuperar su dignidad para que los uniformados no sean ciudadanos solo con obligaciones, sino personas con derechos y obligaciones”.

“Esa es la verdadera transformación de la seguridad ciudadana y por eso nos jugamos el todo por el todo”, afirmó Serrano.

El nuevo modelo de gestión de la Policía es trabajar junto a la comunidad. “Nunca más una policía con una doctrina militarizada, en el cuartel, esperando reaccionar, no, ahora es una institución civil y comunitaria que atiende y previene el cometimiento de delitos, las violencias criminal e intrafamiliar”, recalcó el Ministro.

Por su parte, el comandante General de la Policía, Rodrigo Suárez, ratificó el compromiso de los 42 000 hombres y mujeres que trabajan por mantener los mejores niveles de seguridad, en beneficio de todos los ecuatorianos hasta el último rincón del territorio.

“Autoridades, comunidad y Policía haremos un solo puño para ser más fuertes para combatir el delito, enfrentar la ilegalidad y buscar el bienestar de todos”, dijo Suárez, al resaltar que la Policía cada vez arroja buenos resultados y buena imagen.

Así también, el director nacional de la Policía Comunitaria, Servicio Urbano y Rural, coronel Edmundo Moncayo, mostró su alegría por la entrega de las obras que poseen una infraestructura de calidad para que los policías den a las comunidades un servicio de eficiente y eficaz.

Apuntó que las herramientas logísticas asignadas a estas unidades permiten ser cada vez más ser útiles a los uniformados, en el afán de proteger y vivir en paz. “Hoy se ha hecho realidad los sueños tanto de la institución policial como de la comunidad. “Esta es la nueva Policía que queremos, una Policía que juntos de la mano tengamos paz, tranquilidad en los circuitos y subcircuitos”, concluyó Moncayo.

La idea del Gobierno es crear 1800 Unidades de Policía Comunitaria en todo el país, para que la ciudadanía se sienta más protegida. Cada UPC está conectada con el barrio a través de botones de auxilio que se activan en un emergencia y los policías conocen el lugar exacto para brindar una atención inmediata. / Ministerio del Interior